Emigrar a Australia: cómo hacerlo y cómo no

Australia es un país tan alejado de todo, pero tan alejado, que ni la crisis económica (casi) mundial de los últimos años le ha llegado a afectar como a Europa o a EE.UU. Podría decir que es uno de los últimos mohicanos de los países ricos. La calidad de vida de la que goza la mayor parte de su población sigue siendo alta y la riqueza está mejor repartida (en el sector minero y energético hasta el obrero más “humilde” gana una burrada. En el resto de sectores los sueldos son más normalitos, pero decentes aún). Por eso es comprensible que muchas personas que se estén planteando emigrar apunten hacia Australia.

australia señal canguro

[Sin embargo, he de decir que en el último año las cosas no van tan bien como dicen que fue hasta hace un par de años, porque la economía de este país se basa en la minería y la minería está atravesando un momento crítico a nivel mundial (los recursos naturales se acaban, claro, y si tu economía se basa en ellos, la preocupación crece)].

Pero bueno, he decidido escribir hoy este post porque he recibido varios mails de gente preguntándome sobre cómo pueden hacer para venir a Australia a trabajar. Contestar uno por uno es muy trabajoso, no soy experta en el tema y está prohibido por ley asesorar si no eres agente migratorio autorizado, así que solo daré unas pautas generales sobre cuáles serían las mejores y peores maneras de tratar de probar suerte en este país.

1.- Venir de turista y esperar a que alguien te contrate y arregle los papeles: ¡NO!

Australia es cara, muy estricta y las empresas también. Quizá a alguien que conozcas le resultó, pero ten por seguridad que ese alguien fue uno entre un millón, por lo que la “probabilidad” ya está pillada.

Como en todo sitio, las empresas prefieren las cosas fáciles, y qué mejor que contratar a alguien que ya tenga una visa de trabajo o es residente permanente. Además, no cualquier empresa puede contratar (“esponsorizar“, le llaman) extranjeros. Tiene que ser una empresa registrada -digámoslo así- como “empresa autorizada a esponsorizar”, y esto incluye que cumplan una serie de requisitos, como por ejemplo, mantener un cierto número de empleados en calidad de aprendices, pagándoles sueldo y estudios, etc. O sea que no se puede improvisar.

Si esto alguna vez le ha resultado a alguien, seguro que fue porque esta persona tenía carrera y experiencia destacable en un sector de los requeridos en Australia, un nivel de inglés alto y realmente sabía hacer networking rápido, porque estar de “turista” mucho tiempo aquí es para acabar en la miseria en un abrir y cerrar de ojos.

Camino hacia el outback australiano
Hay caminos mejores que otros cuando te planteas emigrar

2.- Venir de estudiante y buscar la manera de que alguien te contrate y te arregle los papeles: SÍ y NO

Digo sí y no porque he visto a uno que el plan le salió a pedir de boca, y en menos de medio año ya tenía todo marchando viento en popa, literalmente, porque consiguió su objetivo en tiempo récord así que mandó venir a toda su familia desde Europa, quienes se mudaron hasta aquí con toda la casa (mandaron las cosas por barco). Pero no es algo que suela pasar. A él le pasó porque además de eso de estar en el lugar correcto a la hora correcta, tenía un currículum extraordinario en ingeniería y en un sector bastante demandado. O sea que si eres de letras, lo veo difícil (yo puedo decir eso porque soy de letras 🙂 ).

En resumen: Australia valora profesionales cualificados y en determinados sectores, no en todos. Personalmente, a no ser que tenga ahorros para jugármelos y menos de 30 años de edad, no lo haría, pero si tú eres más arriesgado/a, adelante. Para que te hagas una idea de por qué yo no me la jugaría, te hago unos números:

Digamos que vienes a hacer un curso de inglés de 4 meses, que creo es el tiempo mínimo (entre AU$ 180 y AU$ 300/semana = AU$ 720 a AU$ 1200/mes), alquilas una habitación (AU$ 180/semana + gastos = AU$ 800/mes), viajas en transporte público (AU$ 100/mes) y comes (AU$300/mes), ¡son AU$ 1920 de gasto fijo mínimo por mes! Y no he tomado en cuenta que te quieras hacer una cervecita en un bar (AU$ 10/pinta) ni comer en un restaurante algo (AU$ 15 como mínimo por cualquier hamburguesa decente, AU$10 por un KFC).

precios australia
Los sueldos son altos, pero el coste de vida también.

Es verdad que tienes derecho a trabajar hasta 20 horas a la semana, pero con esa restricción solo se termina consiguiendo trabajos de camarero o similar (AU$20/hora), nada dentro de la profesión. Como ves, con un poco de suerte, cubrirías gastos del día a día. Pero si eres joven o tienes tiempo y paciencia, quizá pueda ser tu puerta de entrada.

3.- Venir de turista o estudiante y luego quedarse de ilegal: ¡ROTUNDO NO!

Con lo cara que es Australia, no me quedaría un día aquí sin tener una fuente de ingresos, y como ilegal no creo que alguien te dé trabajo de nada, más bien corres el riesgo de que te deporten con lo que llevas puesto. Esto, ni pensarlo.

4.- Venir con la visa Working Holidays (trabajo-vacaciones) y ver luego si surge algo: DEPENDE

Para empezar, que esta visa aplica a ciudadanos de pocos países y, según veo, solo Argentina, Chile y Uruguay están entre los países hispanoparlantes beneficiados. El convenio de visa con España recién entra en vigencia a partir del 24 de noviembre de 2014. Además, hay que ser menor de 31 años.

Hay dos tipos de esta visa, dependiendo del país del aplicante (Working Holiday 417 o Work and Holiday 462). Lo de bueno es que da la opción de trabajar ciertas cantidad de horas, aprender inglés y viajar. Lo de malo, que los trabajos que se consiguen son más en el sector servicios (camarero, limpieza, granjas, etc.), no dentro de tu profesión, ya que las empresas saben o creen que no te quedarás mucho tiempo en una sola ciudad. Esta visa la coge gente que básicamente busca explorar, vivir “la experiencia australiana” y mejorar el inglés. Pero también puede ser una puerta de entrada porque quién sabe y tu empleador te arregla los papeles ofreciéndote un contrato.

mochileros viajeros
Mochileros viajando y viviendo en campervans, típico de ver en Australia.

5.- Aplicar a una visa de trabajo desde tu país ANTES de venir a Australia: ¡SÍ!

Esta es mi opción favorita y la que recomendaría a todo el mundo. Sé que el que no arriesga no gana, pero venir requiere de tanto esfuerzo y dinero que no estoy segura de si vale la pena jugárselas todo a nada. Lo mejor sería comenzar por revisar la lista de profesiones demandadas y ver si tu profesión y/o experiencia encajaría en alguna de ellas.

Tienes que ser honesto, porque todo lo que digas lo tendrás que demostrar con documentos y tests. Por tanto, si eres un profesional cualificado, tienes un buen nivel de inglés, eres joven o relativamente joven (la edad, los estudios, la experiencia, el inglés, etc., se traducen en puntaje), podrías aplicar a una de las tantas visas de trabajo que ofrece el gobierno y ver si alcanzas el puntaje requerido. La respuesta puede tardar muchos meses en llegar. Pero por lo menos no arriesgas tanto dinero en probar suerte (“solo” unos pocos miles de dólares), aunque es bastante sacrificado porque tienes que juntar mucha documentación, mandar a hacer traducciones juradas, preparar algún trabajo escrito sobre tu especialidad, demostrar tener un nivel alto de inglés, etc., y esperar hasta un año por la respuesta.

Resume cloud
Profesionales cualificados en ciertos sectores, con experiencia destacable y alto nivel de inglés son los que pueden tener opción a obtener una visa de trabajo./ Foto: Cherie Stafford (Flickr).

6.- Venir cuando una empresa te ofrece un trabajo: ¡SÍ!

Mentira: ¡ESTA es mi opción favorita! Pero como que uno no controla mucho para que esto se dé. Es un tema de buscar la suerte. Eso sí, nuevamente lo digo, que hay que ser un profesional cualificado y del sector que este país requiere, y de alguna manera estés conectado con el empresario que te traerá.

Conozco varios amigos que vinieron así, ya sea porque la empresa les ofreció directamente el trabajo (contactos) o porque tenían un amigo que trabajaba en una empresa en donde se abrió la vacante, y este amigo los recomendó ante su jefe (contactos).

Esta es la manera más fácil de venir, y no necesitas pasar tests de ningún tipo, solo enviar documentación (diplomas, certificados, etc.), porque en este caso es la empresa la que te avalará ante el gobierno y la que justificará la necesidad de tenerte y de por qué no contrata a alguien local.

Wedge Island - Australia

*** Generalmente -creo que solo con excepción de ciertas visas de estudiantes (las hay muchas, dependiendo de si solo vienes a hacer un curso de inglés o a hacer un máster) y alguna otra- los cónyuges o parejas de hecho reciben un tipo de visa que les permite trabajar a tiempo completo. Para información pesonalizada, les recomiendo que miren la web de inmigraciones, o si ven muy difícil encontrar el camino adecuado por ustedes mismos, mejor sería que buscaran una agencia de migraciones, ya que son los únicos autorizados a asesorar en esta materia. ¡Buena suerte!

banner comentarios

Anuncios

19 comentarios en “Emigrar a Australia: cómo hacerlo y cómo no

  1. Hola, yo estuve averiguando mucho sobre Australia, y me parece que por mi especialidad no tendría mucho problema en conseguir un empleo, pero solo tengo una duda y quisiera que me des una opinión al respecto, ” mi edad” tengo 41 años, es muy tarde?. gracias y saludos cordiales.

    Me gusta

¿Tienes algo que agregar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s