Australia, el país donde todo es al revés

El hecho de saber que estoy viviendo de cabeza mientras todos los demás viven de pie o en perpendicular me ha agudizado el sentido de la observación y debo confesar que ahora me la paso haciendo banales comparaciones entre lo que veo aquí y lo que antes vi en “mis otros países”.

Australia down under
Típica postal australiana

Ok, exagero un poquito (solo un poquito) al decir que TODO en Australia es al revés, pero como mínimo, las cosas aquí son diferentes (lo de la hora es una completa contradicción desde cierto punto de vista y ciertas costumbres australianas son muy curiosas, como escribo en estos otros posts). Para no aburrir, paso directamente a los ejemplos de por qué digo que en este país las cosas son al revés:

Tu posición debido a la gravedad:

australianos de cabeza
Tal como acabo de mencionar, vivir en el “down under“, que es la forma en que los australianos mismos definen la ubicación de su país (sería algo así como “abajo debajo” en español), tiene su precio. Mientras que la mayoría de europeos, norteamericanos y asiáticos viven de pie sobre el planeta y los africanos o latinoamericanos están en realidad en perpendicular a la Tierra, los australianos viven de cabeza. Cosa que no me había puesto a pensar hasta que mi amiga Ana, que siempre se anda fijando en detalles, me lo hizo notar en mi último día en Barcelona. Yo creo que es por eso que siempre ando despeinada. No creo que pueda tener tanto efecto la humedad. Además, a pesar de estar rodeados de mar, el clima es seco, se supone. Ya no me quiero imaginar cómo lo llevan los neozelandeses.

El sentido del tráfico:

look right
Cuando me creía por fin una persona autosuficiente en temas de movilidad, ¡zas! me cambian el sentido del tráfico, y me dejaron inútil de nuevo, sin poder atreverme a coger un coche/carro para moverme a mi gusto. ¡Gracias, Reino Unido, thank you very much!

¡Con lo que me costó perder el miedo a conducir! Ahora cuando voy sola, me muevo en tren, en bus o a pie. Ni siquiera cojo mucho la bici porque, como he dicho, el sentido del tráfico es al revés, lo que incluye que no solo las carreteras conserven la izquierda sino también lo hagan las vías del tren, el carril bici e incluso las vías peatonales, como las aceras, las escaleras mecánicas, las escaleras normales y todo aquello que incluya circulación. Por eso prefiero caminar, porque por lo menos así alguien lerdo como yo tiene tiempo para pensar por dónde pisar.

Este cambio de sentido también afecta, por supuesto, el rato que tienes que cruzar las calles. Tienes que desaprender lo que usaste toda tu vida y comenzar a mirar primero a derecha y luego a izquierda antes de cruzar. Ya me he equivocado varias veces el orden de mirar y me he salvado por los pelos. Me pregunto por qué los australianos no hicieron como los estadounidenses con esto del tráfico (pero sin embargo sí abandonaron el sistema de medición de Reino Unido, esta vez al revés que sus primos hermanos, los estadounidenses, quienes más bien aún lo conservan, algo que, por cierto, me ocasionaba también un dolor de cabeza allí a la hora de comprar. Eso de pensar en libras, onzas y pies era para mí casi física cuántica).

¿Oriente? ¿Occidente?:

mapamundi hemisferios

Nunca antes lo había tenido tan difícil. En América y Europa aún es fácil imaginar de qué hablan cuando hablan de “occidente”, “oriente”, “oriente próximo”, “lejano oriente“, “medio oriente“, etc., pero cuando estás en Australia, esta parte de la geopolítica se torna absurda. Geográficamente, Australia es oriente, porque está en el hemisferio oriental, pero por temas políticos es considerada occidente, lo que ocasiona que sientas que Australia no está en el “down under” sino allí arriba, por Londres o París más o menos.

Por tanto, en Australia referirte a China o Japón como “oriente” cuando en realidad están a tu norte, es un poco raro. En este caso,  los orientales deberían ser los peruanos… o los chilenos, pero no los chinos o los coreanos. Por eso aquí prefieren usar el término “Asia” directamente, o Asia Pacífico.

Las constelaciones:

Constelación Orion desde dos hemisferios
Apod/NASA


Son otras cosas que aquí están, literalmente, de cabeza. Mientras que desde Irán (lado derecho de la foto) se ve, por ejemplo, Orion como una cafetera, desde Australia (lado izquierdo de la foto, tomada desde Tasmania), la cafetera se ve de cabeza. (Para información más precisa, consultar por favor el Google. Mi extraña y ridícula fobia no me permite averiguar más detalles sobre estos temas 😦 “Astrofobia” creo se llama, y a ver si hablo de esto en otro post).

Lo de bueno: que aquí a cambio de la Estrella Polar ven la Cruz del Sur bien clarita, que incluso figura con tinta blanca en su bandera y con tinta negra en algunos brazos de australianos orgullosos.

Su pasado y su presente:

paisaje Australia Occidental
Es sorprendente ver cómo un país que empezó como una prisión sea, paradójicamente, uno de los lugares más seguros del mundo, con un bajo índice de criminalidad y un alto índice de calidad de vida. Cuatro de sus ciudades (Sydney, Melbourne, Perth y Adelaida) están entre las diez mejores mejores ciudades del mundo para vivir, como pueden ver en The World’s Best Cities to Live in (Las mejores ciudades del mundo para vivir). Esto tomando en cuenta varios indicadores: la seguridad, el clima, la economía, la gente, el transporte público, etc. ¿Cómo lo hicieron? Que alguien me lo explique, por favor.

* Dato histórico: Entre 1788 y 1868, Australia fue para Gran Bretaña algo así como lo que es Guantánamo para Estados Unidos hoy en día. Los prisioneros eran deportados a la isla para cumplir sus condenas, pero como luego era difícil volver a Europa, se terminaban quedando por aquí. Cuando se descubrió que Australia estaba llena de oro, dejaron de usarla como lugar de castigo. 

Las monedas:

monedas australianas
Por último, el tamaño de las monedas. ¡Es un lío a la hora de pagar! No son más grandes según el valor, como sería lo más lógico, sino casi aleatoriamente. Supongo que sí conservaban un orden en algún momento, porque las monedas de 5 a 50 céntimos van creciendo, pero a partir de allí se reducen a tal punto que las de 2 dólares son diminutas, fácil de perderlas. En resumen: en Australia, la moneda de mayor y menor valor miden igual, como botones de camisa, mientras que la de mediano valor parece una medalla de las olimpiadas. En ejemplo práctico: cuando compras un periódico, The West Australian por ejemplo, que vale AUD$1.50, pagas con un botón de camisa y te dan de cambio una medalla olímpica.

¡Las zanahorias!

En fin, son solo algunas curiosidades sobre este lado del planeta que he podido observar hasta ahora, y eso sin todavía haber salido (o en este caso, “entrado”) a explorar mucho por ahí. Por cierto, encontré que aquí las zanahorias también pueden ser moradas. Así que no se valdría lo de “color zanahoria”.

zanahorias moradas

banner comentarios

Anuncios

12 comentarios en “Australia, el país donde todo es al revés

  1. leí casi todo lo que escribiste y me gustó mucho, bien redactado, interesante, al grano… insisto, bien redactado…algo difícil de encontrar en Perú

    gracias y muy buen trabajo!!

    Me gusta

  2. !Qué risa me da lo que comentas respecto de la orientación ( o desorientación?) por allá,pues en lo que a mí respecta poco a nada me afectaría, ya que nunca sé donde está mi derecha.

    Me gusta

¿Tienes algo que agregar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s