Diez años lejos de casa

Desde hace unos meses he comenzado a sentir que los años me pesan. No hablo de la edad, que también ya podrían, pero me refiero a los años que llevo como emigrante sin fecha de retorno. Es como si los últimos cuatro de mi vida fuesen todos parte de 2013.

Antes, por ejemplo, podía distinguir qué acontecimiento de mi vida correspondía con qué año con una rapidez que el buscador de Google envidiaría. Podía recordar que en 1985 tenía 7 años y habíamos emigrado a Lima, que en 1988 tenía 10 y acababa la primaria, que en 1994 tenía 16 y había comenzado la universidad. ¿Será que los grandes acontecimientos pasan al comienzo de nuestras vidas? Debe ser que no, porque lo mismo me volvió a pasar cuando comencé mi jornada como emigrante, a los 28.

En esta nueva vida, también identificaba fácilmente en mis recuerdos que cuando trabajaba para el diario en Barcelona era 2007, año en el que también estudié catalán y conocí a mis primeras buenas amigas allí, otras inmigrantes como yo. 2008, año en el que cumplí los 30, conocí a Andrea, mi amiga viajera que ahora vive en Perú, y comencé a tener mis primeros amigos barceloneses. 2009, la época en que viajé a Madrid cerca de 5 veces para visitar a mi ex, ya hacía tiempo que trabajaba en la empresa cuyo edificio de jardines colgantes había deseado visitar desde cuando lo vi la primera vez desde un Bus Turístico, y volví a trabajar en el diario.

Yo, en una de las mejores cosas de 2011: escapada con Andrea por la Toscana.

2010 tiene un lugar especial en mi recuerdo. Fue el mejor año a nivel egoístamente personal. Conocí gente extraordinaria en el mejor máster que pude haber estudiado, gente con intereses parecidos a los míos y que ahora está dispersa por el mundo intentando mejorarlo. También fue el año en que me conocí a mí misma. Tenía 32 años. Había dejado de echar tanto de menos Lima y me sentía como en casa. Al fin podía disfrutar de la bella Barcelona sin tener un billete comprado a casa y tuve mi primera y única experiencia en plan “estudiante europeo”, cuando me gané esa beca para estudiar un verano en Francia.

Continúa leyendo Diez años lejos de casa

Diferencias culturales entre españoles y peruanos (Parte I)

Dicen que las comparaciones son odiosas pero es que no me puedo resistir más. Mi lista mental crece y necesito apuntarla en alguna parte, así que aquí la tienen: las diferencias culturales entre españoles y peruanos (¿quizás tendría que decir “entre limeños y barceloneses“? Quizás).

La bandera de Perú y España en formato parche.

Todo lo que listaré aquí es fruto de mi observación, basada solo en mi propia experiencia de mi vida en Lima y mi vida en Barcelona, así que seguramente habrá quienes discrepen en algunos puntos. Normal. Ya me lo dirán.

He intentado mantenerme imparcial para no favorecer/ofender a ninguno de los dos grupos, porque mi intención es solo recordar esas pequeñas diferencias que hacen única a la gente de aquí y de allá. Como la lista es larga, la presentaré partida en dos posts. Empiezo:

1.- El uso de los diminutivos

¡Cómo no notar la diferencia! En Perú usamos diminutivos para todo, hasta para los nombres propios. Al punto que cuando alguien nos llama por nuestro verdadero nombre pensamos que hemos hecho algo malo. Por ejemplo, si mi nombre es Brekas, en Perú me llamarían Bre, Brekitas, Brekasita, Brekiux, Brecuchi, Brekicita… cualquier cosa menos Brekas, y eso nos gusta. Nos sentimos como en casa.

diminutivos usados en peru

Reducimos todo, incluso lo que ya viene reducido: “Paquito” en vez de “Paco” (que de por sí ya es diminutivo de “Francisco”) y así todo el tiempo, con nombres, sustantivos y adjetivos. Esto a los españoles los desconcierta y a algunos tanta melosidad hasta los pone de los nervios.

Cuando fui por primera vez a España y me presentaron a mi ahora ex suegra, luego de esa primera reunión me despedí con un “Hasta luego, Fulanita. Gusto de conocerla”, y ella me dijo, con esa sinceridad característica de los españoles al hablar: “Mi nombre es Fulana, no Fulanita”. In your face! Cualquiera diría que era una señora borde, pero no, mi ex suegra es de las mejores personas que han poblado la tierra.

2.- El uso del DON y DOÑA

También fue en esa primera reunión con mis ex suegros que aprendí a que nunca, ¡JAMÁS! le debes decir Don Fulano o Doña Fulana a nadie en España.

Los Reyes de España. A ellos sí se les puede llamar Don y Doña. / Foto: Jlmaral (Flickr CC)

Cuando me oyeron dirigirme al padre de mi ex con un “Don Fulano”, sus hijos

Continúa leyendo Diferencias culturales entre españoles y peruanos (Parte I)

Frases que terminé de entender recién en España

¿Alguna vez se han puesto a analizar las frases hechas o refranes que solemos utilizar en el día a día? Sobre todo su origen. ¿De dónde salieron? Yo no es que precisamente me lo hubiera preguntado antes cuando las utilizaba en Perú pero después de vivir un tiempo en España y aprender un poco de su historia y geografía hallé esa respuesta que no buscaba, pero que en su momento me dejó con cara de “Aaaahhhh, de ahí venía”.

Aquí las 4 frases o refranes que terminé de entender recién en España, más una yapa/bonus track que de alguna manera está relacionada con el tema de este post.

“Guardar pan para mayo”

¿Qué tiene de especial mayo? ¿Por qué decimos “guardar pan para mayo” cuando queremos decir que debemos ser precavidos y ahorrar para el futuro? En Perú, más que celebrar el día de la madre y estar en teoría de “otoño”, mayo no nos dice nada. Peor aún en Lima, donde el cielo está siempre blanco. Pero resulta que en España mayo es la época de lluvias, y como muchas otras frases, esta nació de la vida campestre española.

Mes de mayo en el calendario medieval / Foto: vicenteaparici1938 (Flickr CC)

Pongámonos en contexto: la única manera de que la gente tuviera comida para el resto del año, era asegurándose una buena cosecha, y las buenas cosechas dependen de la lluvia. Por tanto, si en mayo no llovía en España, las probabilidades de tener una mala cosecha para ese año eran grandes, y la gente tendría que vivir estirando las provisiones del año anterior. Por eso había que “guardar pan para mayo”, para lo que pudiera pasar.

“Es una bicoca”

Todo el mundo a uno y otro lado del charco usa esta frase para decir que algo se puede conseguir o se ha conseguido con poco esfuerzo y/o dinero. Pero lo que yo no sabía era que “bicoca” viene del nombre de un pueblo italiano, el pueblo de Bicocca (hoy barrio de Milán), en donde en 1522 se llevó a cabo una batalla entre el ejército español y una alianza formada por el ejército francés y veneciano.

.

Grafiti en Bicocca, barrio de Milán de donde en 1552 se libró una batalla entre venecianos/franceses y españoles. /Foto: Renato Grisa

Se ve que a pesar de la superioridad en número del ejército franco-veneciano, además de otros factores que les auspiciaban la victoria, los españoles terminaron ganando la batalla con facilidad debido a que contaban con arcabuces (armas de fuego), algo nuevo para la época.

Continúa leyendo Frases que terminé de entender recién en España

La pequeña desventaja de la doble nacionalidad

A puertas de las próximas elecciones municipales en España este 24 de mayo, me he visto metida en un pequeño problema en el que no habría estado de haberme quedado solo con mi nacionalidad de origen (peruana) o de haber cumplido a tiempo con las obligaciones que me exige mi segunda nacionalidad (española).

Adquirir una segunda nacionalidad (o múltiple), además de suponerte grandes ventajas, como el poder viajar por el mundo sin tener que pedir visas, residir y trabajar, también supone adquirir doble o múltiples obligaciones: cumplir con las de cualquier ciudadano común y corriente de ambos países más otras destinadas especialmente a los que tienen doble nacionalidad o son naturalizados. El incumplimiento de alguna de estas obligaciones puede llegar a ocasionar la pérdida de la nacionalidad, como lo detalla en este caso España.

viajar con doble pasaporte
Tener doble o múltiple nacionalidad tiene ventajas pero hay que recordar que también exige el cumplimiento de obligaciones.

Esto es algo que se sabe al grosso modo desde el principio. Al margen de los casi cuatro años de trámite, el proceso de petición de nacionalidad acaba con una “ceremonia” de juramentación (proceso administrativo más bien sería la palabra en España), en donde a una le dan a leer sus obligaciones como nueva ciudadana. Sin embargo, todo esto a una se le olvida el rato que le dan su nuevo pasaporte y comienza a usarlo, cual varita mágica, para abrir las puertas de los controles migratorios sin interrogatorio de por medio (“¡ábrete, sésamo!!” 🙂 Priceless. Lo séee, estoy mezclando cuentos).

El susto me lo di hace pocos días, cuando aquí desde Perth (Australia) leía en el periódico que se castigaría hasta con cárcel a los miembros de mesa que salieran elegidos para las elecciones en España y que no cumplieran con su obligación ese día. Votar es un derecho, pero cumplir como miembro de mesa es una obligación. Yo, que leía la noticia solidarizándome mentalmente con los españoles afectados pero aún con esa tranquilidad que te da mirar las cosas desde la distancia, entré en pánico repentino cuando me di cuenta de que

Continúa leyendo La pequeña desventaja de la doble nacionalidad

Mi nuevo nombre

Hubiera preferido mantener mi nombre en el “anonimato” pero eso es imposible si quiero explicar lo de mi nuevo nombre. No se rían, que a pesar de que todos mis amigos saben que este blog lo escribo yo, hay gente allí afuera en la estratósfera virtual que no lo sabe (y mejor para mí, que tengo una imagen que cuidar! 😛 )

Durante 28 años más o menos, mi nombre completo lució así el 100% del tiempo:

Continúa leyendo Mi nuevo nombre

De vuelta a la modernidad

Mis dos años y medio de abstinencia tecnológica han llegado a su fin. Dos años y medio desde la última vez que tuve un smartphone entre manos, y desde la primera (y última) que cometí la estupidez de comprar uno.

El smartphone que me rompió el corazón era rojo y tenía la pantalla como la de un televisor. Me hizo confiarle todo: mis datos, los de mis amigos, mis fotos, las de mis amigos, mi música, mis conversaciones… mi día prácticamente giraba a su alrededor. Hasta había firmado un contrato de 24 meses por él, algo que me hizo pensar (ja-ja) que se quedaría conmigo por al menos varios años.

htc inspire
Este es el smartphone rojo por el que me endedudé durante 24 meses y se averió solo a los 18.

Poco a poco me acostumbró a sus detalles. Me despertaba con sutileza, me avisaba a qué hora debía ir a dormir, me tomaba selfies cuando aún no estaban tan de moda y sin necesidad de palos y, claro, me mantenía comunicada con el mundo exterior por todos los canales habidos y por haber.

También fue mi principal aliado durante todo el tiempo de que viví en EE.UU. (de hecho, lo adquirí ahí apenas llegué), y durante mis primeros meses de vuelta en España era la más valiosa de mis posesiones. Pero un mal día, el cabrón me abandonó sin notificar. Decidió que un año y medio había sido mucho tiempo y que yo me merecía a otro mejor.

– Heeyy, ¡pero si yo estoy feliz contigo!

– Lo siento. Nuestro tiempo juntos fue bello mientras duró. No soy tú, soy yo. Pero ha llegado el momento de partir. Estoy seguro de que encontrarás otro mejor. Es más, deberías buscarte otro mejor. Yo ya no puedo ofrecerte lo que necesitas.

– Entonces es verdad lo que dicen por ahí. Tú lo tenías todo planeado… la obsolescencia programada y eso… ¡todo eso es cierto!. ¡Lo sabía!

– Ehh? What are you talking about?

Escarmentada, decepcionada, desde entonces, me dediqué a la abstinencia tecnológica. Yo no quería algo mejor. Quería ese. Estaba contenta con lo que tenía. El rojizo ese se había marchado de mi vida dejándome justo cuando más enganchada a él estaba y peor, con facturas aún por pagar.

Por eso decidí que nunca más. Nunca más volví a mirar otro smartphone con ojos codiciosos. En estos últimos años me refugié en mis exes y en los exes de mis amigos (rescaté de la jubilación un HTC Tattoo y también me donaron una Blackberry desfasada).

Continúa leyendo De vuelta a la modernidad

¡Todo listo para Semana Santa!

Aquí estamos ya ultimando los planes para el fin de semana largo que por aquí empieza este viernes. ¿Cómo que el viernes??? Así es. La Semana Santa en Australia empieza el viernes.

Elephant Rocks Denmark Australia
Elephant Rocks en Denmark, Australia Occidental. /Foto: G Crouch (Flickr CC)

En Australia los días de fiesta de la Semana Santa son el Viernes Santo y el Lunes de Pascua (es decir, el lunes justo después del Domingo de Resurrección). Igual que en Cataluña y algunas otras comunidades de España, pero diferente que en Perú, en donde los festivos son siempre el Jueves y el Viernes Santo, y mucho más diferente aún que en Estados Unidos, donde casi no tienen feriados por Semana Santa, y si algún estado lo aplica, solo es en Viernes Santo o Good Friday.

Aviso: Dos párrafos más abajo hay la foto de un bicho. Lo digo para no sorpender a ningún sensible.

Pero volviendo a mí 🙂 … ¡que ya tenemos todo casi preparado para viajar al sur! Iremos a un pueblo llamado Denmark, a solo 5 horas de Perth por carretera, en plan australiano, o sea, de camping

Continúa leyendo ¡Todo listo para Semana Santa!

“Inmigrante” o “Expatriado”: ¿Quién es qué?

Leía anoche un artículo en The Guardian titulado “¿Por qué los blancos son “expatriados” cuando el resto de nosotros somos “inmigrantes”? y solo me dieron ganas de también decir algo sobre este tema, porque lo he experimentado en primera persona y es cierto: no toda la gente que se va a otro país a vivir es etiquetada de la misma manera. ¿Cuál es la diferencia?

Personas que migran a otros países
No toda la gente que se va a vivir a otro país es llamada de la misma manera. Unos son considerados “inmigrantes” y otros “expatriados” / Foto: Francesca Palazzi (Flickr) CC

La diferencia es simple y, según mi experiencia, está basada en la regla del “porque yo lo valgo”, que en la práctica consiste en que si alguien tercermundista viene a mi país primermundista a buscarse la vida (o lo que sea), lo llamamos “inmigrante”; pero cuando por esas cosas de la vida soy yo, ciudadano primermundista, que me he tenido o querido marchar a otro país a buscarme la vida (o lo que sea), entonces me consideraré un “expatriado”, que suena más bonito e importante. O “expat”, que queda aún más cool.

Si no lo creen, solo miren las noticias, o googleen por separado la palabra “inmigrantes” y la palabra “expatriados” para ver imágenes de quién obtienen con cada búsqueda.

Continúa leyendo “Inmigrante” o “Expatriado”: ¿Quién es qué?

Desventajas de vivir en Australia

Por estos días cumplo un año de la última vez que estuve en Perú. ¡Un año! No es que eche de menos Lima, pero es que mi familia y algunos amigos están allí, y hoy es el cumpleaños de mi mami (o ayer, depende de dónde uno esté), lo que empeora mi humor.

Pensar en esto hace que vea todo con ojos negativos y solo destaque los defectos de lo que hay a mi alrededor. Como lo que tengo a mi alrededor es Australia, pues esto es lo que me ha salido: un listado con 13 desventajas de vivir en Australia.

Prometo hacer otro post con solo las ventajas de vivir aquí, que son muchas (la lista de peculiaridades de Australia la hice hace meses en este otro post), pero como ya he dicho antes, hoy estoy negativa 😀

1.- El “peligro” está en todo lugar

letrero de peligro cocodrilos
Letrero avisando que hay cocodrilos en los próximos 5km. Normal en la costa norte de Australia / Foto: Arthur Chapman (Flickr)

Siempre se hacen bromas del tipo “todo lo que te mira en Australia te quiere matar“, en referencia a los animales peligrosos que abundan por aquí, pero no es tanto solo broma.

Es normal encontrarte con letreros de “Cuidado: se han avistado tiburones” en las playas o descubrir en el mar que estás nadando entre medusas, y tener que salir del agua en el acto. O ir de excursión al bosque y tener que ser cuidadoso porque además de canguros puedes encontrarte con serpientes. Las hormigas pican, y hay moscas que también lo hacen.

letrero tiburones australia
Letrero en una playa a la que fui al sur de Perth. Avisaban que habían visto esa mañana un tiburón blanco de 3 m de largo y que no se entrara a nadar.

En la costa norte, vive el famoso cocodrilo de estuario, que a veces también es encontrado nadando en el mar o pasendo por las playas. Tanto el tiburón como el cocodrilo cada cierto tiempo protagonizan noticias por haberse comido a alguien.

Araña redback
La peligrosa araña “redback”.

Si por temor mejor prefieres quedarte en casa, sano y salvo, como mínimo debes tener cierto cuidado con las arañas, especialmente con una del tipo viuda negra llamada “redback”, muy venenosa.

2.- Está lejos de todo

Cuando digo todo, es todo. Si te vas a vivir a otro país, es normal que te sientas lejos del tuyo, pero en el caso de Australia es que no solo estás lejos de tu país sino de cualquier otro. Peor aún si vives en Perth (la única ciudad en la costa oeste), como yo.

Desde aquí, la ciudad grande más cercana está a 3 horas y media de vuelo y no está en Australia. Está en Indonesia y es Bali (Adelaide, la ciudad más cercana dentro de Australia, está a 3 horas de vuelo, pero es pequeña. Tiene menos de 2 millones de personas).

mapa distancia a australia
Ir de una ciudad a otra supone varias horas de vuelo.

Mi último viaje a Lima duró 45 horas de ida 48 de vuelta. Esto porque escogí la ruta más económica que, paradójicamente, es la que casi te hace dar la vuelta al mundo, o sea que es la más larga (¿no tendría que ser eso más caro?). La ruta más corta dura alrededor de las 30 horas.

Lago rosa de agua salada
Uno de los lagos rosados de agua salada en Australia que quisiera visitar, pero el más cercano está como a 5 horas por carretera desde Perth / Foto: Eric Baker (Flickr)

En cuanto a rutas locales, las cosas interesantes están siempre a 3, 5 u 8 horas de distancia en auto, al menos en Western Australia (el estado más al oeste de Australia). Por ejemplo, yo quisiera visitar alguno de los lagos rosados que hay en mi región o la Wave Rock, pero están a 5 horas como mínimo. El problema es que de ir, solo iría a ver una cosa a la vez. Nunca hay otras cosas más alrededor como para aprovechar el viaje. Y así con todo.

Wave Rock en Australia
Wave Rock (La Roca Ola) de Western Australia, otra cosa que me gustaría conocer pero también está a muchas horas en auto, y no hay más cosas alrededor para vier. /Foto: Don Pugh (Flickr)

3.- Los billetes de viaje son caros

Con tremendas distancias claro que viajar hacia cualquier sitio es carísimo. El vuelo más corto cuesta alrededor de los $400. Ir de Perth a Sydney en avión unos $500 y en tren… unos $800 (viaje que dura unos 3 días, por cierto).

ejemplo tarifas vuelos a australia
Ejemplo del precio de los vuelos de Perth a Lima. Aquí también pueden ver la duración de los viajes.

Mi vuelo a Lima el año pasado lo encontré por $2300, porque estuve de suerte. Cuenta la leyenda que si googleas en el momento preciso a la hora precisa con las fechas de viaje precisas, puedes encontrar algo por $1500. Lo normal es escontrar tarifas para Sudamérica por más de $3000 y a Europa por unos $1500.

La primera vez que me enteré de cuánto me costaría visitar a mi familia desde Perth, fue ya estando aquí. Googleé solo por curiosidad. “Vuelos Perth-Lima-Perth”: $4000. Me invadió una sensación de claustrofobia. Pensé que el viaje Barcelona-Perth con el que acababa de llegar a Australia iba a ser el último de mi vida, que me haría viejita y me moriría en Australia.

Continúa leyendo Desventajas de vivir en Australia

Encuentren las 7 diferencias: Perú y Afganistán

¡Hasta que por fin me acordé de que tenía un blog! Tanto que contar pero soy una vaga.

Para retomar el hilo, compartiré algo que vi hace unas semanas en el Western Australian Museum y que me dejó pensando mucho entre las semejanzas que pueden existir entre personas/culturas de lugares tan alejados entre sí, como por ejemplo Perú y Afganistán.

Mi prima siempre dice que Perú es como Afganistán. Ella lo dice desde su perspectiva de chica LGTB. No lleva burka pero para una lesbiana (o gay), vivir en Perú es como vivir llevándolo. Por eso ella a Perú le llama “Perukistán”. Pero yo en esa exposición encontré otro tipo de similitud, de las que sí me gusta.

orejera sipan y hebilla afgana
Izq. Orejera de oro y turquesa encontrada en la tumba de Señor de Sipán, siglo III (Perú). / Der. Hebilla de oro y turquesa de un guerrero noble encontrado en un tumba del siglo I (Afganistán).

La exposición se llamaba “Afganistán: Tesoros Escondidos” (“Afghanistan: Hidden Treasures“) y mostraba joyas y piezas arqueológicas milenarias que lograron ser escondidas a tiempo antes de la llegada de los talibanes al poder (1996-2001). O sea, se salvaron de ser destruidas

Continúa leyendo Encuentren las 7 diferencias: Perú y Afganistán

Diferencias culturales: No todo es Halloween los 31 de octubre

Siempre he dicho que en este blog contaría cosas sobre los lugares en los que he vivido pero ayer caí en la cuenta de que jamás había escrito absolutamente nada sobre EE.UU. Visto que estamos de 31 de octubre/1 de noviembre, quizá sea un buen pretexto para empezar a hacerlo.

calabazas naranjas de Halloween
Invasión de todos los tipos de calabazas en los supermercados de EE.UU. en octubre, especialmente las calabazas naranjas./ Flickr: Brenda Castañeda

El 31 de octubre es una fecha comodín. Me da la sensación de que esté donde esté, la gente se habrá inventado algo para celebrar ese día. La más famosa, Halloween. Una fiesta de víspera de Todos los Santos (1 de noviembre) de origen escocés y cristiano que una vez en EE.UU. se convirtió básicamente en lo que es hoy: una fiesta de disfraces de miedo. Luego se exportó a casi todo el mundo.

Pero no en todo el mundo Halloween es bien recibido. Celebrarlo o no celebrarlo suele poner en dilema a la gente de algunos lugares que tienen otra fiesta local asignada para este día, así que la lucha entre el “yo-también-me-quiero-disfrazar” y el “pero-no-me-quiero-alienar” puede ser muy estresante por estas fechas. Y quien acabe cediendo ante Halloween será criticado.

Yo lo celebré una sola vez durante mi vida en Perú. Era niña y me disfrazaron de Chilindrina (personaje de la TV latinoamericana). Como usaba lentes/gafas y dos colas imagino que mi mamá pensó que ya tenía la mitad del disfraz hecho. La segunda fue en EE.UU. Pero

Continúa leyendo Diferencias culturales: No todo es Halloween los 31 de octubre

Ubud, el pueblo en Bali donde vacacionan las solteras

Calles de Ubud
Una calle típica del centro de Ubud.

A una hora del aeropuerto principal de Bali está Ubud, un pueblito repleto de palmeras cocoteras, árboles de plátano, templos hindú y campos de arroz en los alrededores. Está en el interior de la isla, por tanto no tiene playa, y ni falta que le hace.

Ubud tiene otra cosa. Algo que no atrae al turista chabacano, ese que prefiere zonas playeras adaptadas al estilo occidental y beber Bintang hasta perder el conocimiento, como Kuta, que está al sur de la isla.

Templo hindú en Ubud
Uno de los tantos templos hindú en Ubud.

Lo que Ubud tiene es encanto, un encanto que atrae a la persona curiosa por conocer un auténtico pueblo hindú, una cultura diferente, comer bien (bien de verdad), acercarse un poco a lo espiritual o, como mínimo, desconectar de lo mundano occidental.

Monkey Forest de Ubud
El Monkey Forest es un parque sagrado dedicado a los monos. Está ubicado a tres calles del centro de Ubud.

Entre este otro tipo de turista está un grupo en particular que llamó mi atención: el de chicas solteras, generalmente europeas, en busca de algo diferente a la juerga, el flirteo o una-noche-de-copas-una-noche-loca.

Son chicas que van a Ubud a meditar y vivir una experiencia parecida a la de Julia Roberts en la película “Comer, rezar, amar” (“Eat, pray, love”). Mujeres que intentan conectar con ellas mismas y quién sabe, conocer a alguien especial si se diera el caso.

Dicen que Ubud adquirió esa particular fama entre las solteras precisamente gracias a

Continúa leyendo Ubud, el pueblo en Bali donde vacacionan las solteras

Viajar con dos pasaportes: cuándo y cómo usarlos

Tener pasaportes de dos o más países es una ventaja que definitivamente abre muchas puertas pero que al momento de viajar puede causar estrés por no saber cuál de los pasaportes presentar en los aeropuertos, y es ahí cuando comienza el lío mental. Pero no es muy complicado.

viajar con doble pasaporte
Usar dos pasaportes durante un mismo trayecto puede ser confuso pero no es tan complicado.

La semana pasada viajé desde Perth (Australia) a Bali (Indonesia) y por primera vez usé en un mismo viaje mis dos pasaportes, el peruano y el español.

Podría haber viajado solo con el español, ya que la visa para residir en Australia la tengo con este, pero quise usar también el otro pasaporte porque Perú e Indonesia tienen acuerdos que exoneran mutuamente a sus ciudadanos del visado de turista. En este caso específico, esta exoneración se traducía en ahorrarme

Continúa leyendo Viajar con dos pasaportes: cuándo y cómo usarlos

Viajar es lindo… hasta que te toca aplicar a la residencia en Australia

Ya había comentado antes (implícitamente) que venir a Australia es un poco complicado, porque para conseguir una visa las cosas pueden resultar menos o más fáciles dependiendo de tu origen y propósito. Pero lo que definitivamente me está complicando la vida ahora mismo y haciendo ver el mundo a cuadritos es el proceso de aplicación a la residencia (equivalente a la famosa Green Card estadounidense).

documentos visa

Cuando uno pasa cierta cantidad de tiempo viviendo en Australia, ya puede mirar aplicar a una tarjeta de residencia permanente. Como quiero un poco de estabilidad, lo haré. Así quizás pueda comprar al fin un segundo juego de sábanas sin pensar cosas como “¿…y si le pasa algo a mi visa y me tengo que ir de pronto?”. Sin embargo, las autoridades australianas lo han montado todo de manera tal que no se les escapa nada y quieren saber todo sobre uno, y aquí reside la razón de mi desdicha: Que ni yo sé todo sobre mí.

El formulario de aplicación a la residencia tiene cerca de 25 páginas y más de medio centenar de preguntas. Algunas fáciles de responder, solo con un ✓, pero otras no tanto, porque requieren un esfuerzo de memoria

Continúa leyendo Viajar es lindo… hasta que te toca aplicar a la residencia en Australia

Emigrar a Australia: cómo hacerlo y cómo no

Australia es un país tan alejado de todo, pero tan alejado, que ni la crisis económica (casi) mundial de los últimos años le ha llegado a afectar como a Europa o a EE.UU. Podría decir que es uno de los últimos mohicanos de los países ricos. La calidad de vida de la que goza la mayor parte de su población sigue siendo alta y la riqueza está mejor repartida (en el sector minero y energético hasta el obrero más “humilde” gana una burrada. En el resto de sectores los sueldos son más normalitos, pero decentes aún). Por eso es comprensible que muchas personas que se estén planteando emigrar apunten hacia Australia.

australia señal canguro

[Sin embargo, he de decir que en el último año las cosas no van tan bien como dicen que fue hasta hace un par de años, porque la economía de este país se basa en la minería y la minería está atravesando un momento crítico a nivel mundial (los recursos naturales se acaban, claro, y si tu economía se basa en ellos, la preocupación crece)].

Pero bueno, he decidido escribir hoy este post porque he recibido varios mails de gente preguntándome sobre cómo pueden hacer para venir a Australia a trabajar. Contestar uno por uno es muy trabajoso, no soy experta en el tema y está prohibido por ley asesorar si no eres agente migratorio autorizado, así que solo daré unas pautas generales sobre cuáles serían las mejores y peores maneras de tratar de probar suerte en este país.

1.- Venir de turista y esperar a que alguien te contrate y arregle los papeles: ¡NO!

Australia es cara, muy estricta y las empresas también. Quizá a alguien que conozcas le resultó, pero ten por seguridad que ese alguien fue uno entre un millón, por lo que la “probabilidad” ya está pillada.

Como en todo sitio, las empresas prefieren las cosas fáciles, y qué mejor que contratar a alguien que ya tenga una visa de trabajo o es residente permanente. Además, no cualquier empresa puede contratar (“esponsorizar“, le llaman) extranjeros. Tiene que ser una empresa

Continúa leyendo Emigrar a Australia: cómo hacerlo y cómo no

Necesidad de tener buenas noticias

Una vez más compruebo de primera mano cuánto la gente aprecia y está sedienta de buenas noticias. Una noticia que hable de algo positivo se riega como pólvora por sí sola (se hace viral, buzz, como dirían en marketing). Esto es algo que casi todos los que trabajamos en comunicación o periodismo lo sabemos… en teoría. En la práctica, por alguna razón, las noticias que acaparan portadas (impresas o digitales) y llenan la hora del telediario siguen siendo las que hablan de matanzas, robos, violaciones, agresiones, etc., sin profundizar más allá que el solo recuento de los hechos (o sea, contenido basura).

Ayer en Perth (Australia) pasó algo feo con final feliz. Temprano por la mañana, en plena hora punta, al querer subir al tren, un hombre pisó en falso y su pierna izquierda

Continúa leyendo Necesidad de tener buenas noticias

10 palabras de origen catalán que se usan en el español de Perú

Si uno no es lingüista, solo se da cuenta de las curiosidades de la lengua cuando se pone a aprender otro idioma. Esto me pasó cuando comencé a estudiar catalán en Barcelona. Pues “descubrí” que en Perú utilizamos algunas palabras catalanas, seguro sin cuestionarnos su origen, y que en Cataluña más bien pocos están enterados de que su idioma dejó herencia al otro lado del charco, como en mi país.

Pues aquí les dejo las palabras de origen catalán que los peruanos utilizamos con mucha y mediana frecuencia:

1.- FRAZADA

Frazadas (mantas) de alpaca
Frazadas (mantas) de alpaca / Foto: jinyookim de Flickr

Los peruanos no solemos decir “manta” a la ropa de cama gruesa que se usa en invierno entre las sábanas y la colcha (lo que no significa que no sepamos qué es una manta, ¡ojo!). Les decimos “frazada”, y esta palabra proviene del catalán flassada. En el español de Barcelona se dice “manta”.

2.- BUTIFARRA

Continúa leyendo 10 palabras de origen catalán que se usan en el español de Perú

¡Habemus casa!

Mi casa en Perth
Esta es la que será mi casa para los próximos 12 meses

Qué rápido se pasaron los 6 meses del contrato de alquiler de mi actual casa en Perth. Ni me había terminado de acostumbrar y ya me tengo que mudar de nuevo. En mis casi 3 décadas viviendo en Perú solo había vivido en tres: dos en Campo Armiño (Huancavelica) y una en Lima, la casa de toda la vida, que fue transformándose de a pocos en lo que es hoy, una de tres plantas (ohh sí, la casa de toda la vida, snif).

Pero desde que salí de Perú he perdido el registro de en cuántas casas/pisos he vivido. Creo que unas 10, sin contar los días de arrimada

Continúa leyendo ¡Habemus casa!

Un Mundial de Fútbol que no es tan mundial

Para artículos concienzudos sobre deportes y lo último del Mundial de Brasil, les sugiero que visiten otras páginas porque acá no habrá de eso. Lo que sí habrá es un recuento de cómo se vive un Mundial de Fútbol en mi ciudad: Perth, Australia.

Mundial de Fútbol en diarios australianos
Esta impresión de pantalla es de la página de deportes de un diario importante australiano: The West Australian, el 16 de junio, cuando aún la selección de Australia no había sido eliminada. Miren cuánto espacio le dedican al Mundial de Fútbol.

Para comenzar, que este Mundial nos coge siempre roncando, por la noche. Por la diferencia horaria entre Australia y Brasil, los partidos este año han sido a las 00:00, 03:00, 04:00 y/o 6:00 de la mañana. Por eso, saber a ciencia cierta si el fútbol tiene acogida o no en Australia es un poco complicado.

Lo que sí puedo asegurar es que no se escuchan comentarios sobre este tema durante el día o en las calles, a pesar de que su selección fue una de las primeras en llegar a Brasil (y perdieran en las primeras rondas). Si no fuera por el Facebook, ni me enteraría lo que está pasando en deportes.

Por ejemplo, el otro día fui a un pub en hora punta y allí estaba toda la gente bebiendo, comiendo y mirando los deportes en las grandes pantallas que suelen tener los pubs. Yo pensé que estarían mirando

Continúa leyendo Un Mundial de Fútbol que no es tan mundial

La receta de la crema volteada (o flan de vainilla)

Crema Volteada
Crema Volteada, uno de mis pocos postres favoritos / Foto: Joselu Blanco, de Flickr

Este post va dedicado a mi amiga Gilka, quien desde que probó por primera vez la crema volteada que hice para una reunión de amigas en Barcelona en el 2007, se quedó con antojo crónico irremediable por este postre tan fácil de hacer. De hecho, el único que sé hacer.

La crema volteada es un postre peruano hecho con leche, huevos, azúcar y esencia de vainilla. Se parece mucho a lo que en otros países, como España, conocen como “flan de vainilla”. Creo que casi todos los países tienen un postre similar, aunque en Perú nosotros llamamos “flan” a otro postre parecido, también con sabor a vainilla, pero con textura de gelatina.

Pues para ella va esta receta, aunque creo recordar habérsela dado ya una vez y en otra ocasión haberlo preparado juntas en mi casa, pero hace poco me la volvió a pedir. Bueno, ya que quedará aquí registrada, la próxima que me la pida le mando el link 😉

Ingredientes

  • 1 litro de leche (la que prefieran, yo prefiero la entera para esto)

Continúa leyendo La receta de la crema volteada (o flan de vainilla)

El vía crucis de buscar una vivienda… para alquilar en Perth

Perth es una ciudad en la que hay más gente necesitando casa, que casas libres para alquilar. Por eso, muchos expatriados optan por vivir compartiendo vivienda con extraños. Sale mucho más barato -eso es obvio-, si le pasa algo a tu visa puedes levantar alitas immediately y, sobre todo, no tienes que pasar por el vía crucis de buscar casa, que es de lo que va este post.

Típica casa australiana
Una típica casa australiana: cocina americana y muchas veces el “cuarto de baño” (lavatorio + ducha) separado del “toilette” (inodoro), como en Francia / Foto: Mark Robinson, de Flickr

Cuando llegué a Perth el año pasado, entré a vivir a una casa de 6 habitaciones. Para suerte mía (de todos), esta era una diseñada especialmente para ser compartida: cada habitación tenía

Continúa leyendo El vía crucis de buscar una vivienda… para alquilar en Perth

Españoles, mexicanos… ¡Es lo mismo para McDonalds de Australia!

Para que vean cuán ridículos nos vemos cuando basamos nuestros argumentos o pensamientos en estereotipos. ¿Qué refleja? Pura ignorancia. Refleja lo poco o nada que sabemos sobre el otro. Un rollo de tortilla mexicana envolviendo un chorizo español y huevos revueltos, este es el nuevo producto llamado The Spain Brekkie Wrap que McDonalds ha sacado al mercado en Australia y promociona con música española de fondo y un hombre de fisonomía latinoamericana vestido con

Continúa leyendo Españoles, mexicanos… ¡Es lo mismo para McDonalds de Australia!

Pros y contras de vivir en el futuro (o sea, en Australia)

Vivir con muchas horas por delante de los países donde vive la mayor parte de la gente que conoces (a lo que le digo “vivir en el futuro”, para sintetizar), tiene sus ventajas y desventajas. Más aún si la diferencia es de 13 horas con respecto a tu país de origen (Perth-Perú) o de 6-7 horas con respecto a tu país “putativo” (Perth-España). Pues estos son esos pros y contras de vivir en un huso horario como el de Perth, Australia:

 

Sídney Año Nuevo
Fuegos artificiales de  Sídney, Australia. Siempre de los primeros en recibir el nuevo año / Foto: Linh_rOm – Flickr

 

PROS

1.- Estar de fin de semana mientras los demás siguen en la oficina

Esto es recomfortante. Tú te despiertas a las 9 am del sábado, luego de haber quedado el viernes por la tarde con tus amigos para unas cervecitas, ir a cenar, salir de copas, etc. Has vuelto a casa, te has pegado una dormida de más de 8 horas y cuando chequeas el Facebook por la mañana, ves que muchos (especialmente me pasa con los amigos de Perú) aún ni han acabado su viernes laboral o están en pleno proceso de atascamiento en el tráfico camino a casa. Te solidarizas con ellos mentalmente o vía un comentario y das gracias a Dios, o a quien sea, de tú ya estar de fin de semana.

2.- Ser el primero en felicitar por los cumpleaños 

Continúa leyendo Pros y contras de vivir en el futuro (o sea, en Australia)

10 señales de que estás en Australia

Si por esas cosas de la vida fueras abducido por unos extraterrestres y te soltaran en otro lugar del planeta totalmente desconocido, aquí te dejo 10 cosas que verás y te indicarán si, efectivamente, has llegado a Australia :P:

1.-Gente caminando descalza

Por donde vayas en Australia, al menos en Western Australia, siempre verás a alguien caminando sin zapatos. Aquí una niña en el zoo.
australianos sin zapatos en el tren
Intenté tomar esta foto con discreción pero al menos se ve cómo este australiano va en el tren todo descalzo. Por mis zapatos (los marrones), deduzco que era invierno.

Sea verano o invierno (sí, en Australia también hay inviernos ¡y fríos!), verás hombres, mujeres, niños y adultos andando sin zapatos por todos los lugares. Por lo menos una vez al día te cruzarás con gente así. Yo los he visto en las calles, centros comerciales, restaurantes, bancos, supermercados, jugando al dodgeball (como matagente pero con reglamento) y hasta en el autobús, donde incluso vi a una familia entera de papá, mamá e hijitos todos descalzos. No es pobreza, solo una costumbre nacional.

2.-Hombres con botas UGG

Continúa leyendo 10 señales de que estás en Australia

La moda barcelonesa

Un breve resumen de lo que hoy en día es el estilo o la moda en Barcelona. El hipster, el bobó, el urban, el pijo (pituco)… ¿Cuál eres tú? Un video de La Vanguardia.es

banner comentarios

Yo me casé por papeles

Ahora que en Lima se está por celebrar hoy la marcha en favor de la ley de la unión civil entre personas del mismo sexo en Perú, convocada por el colectivo Unión Civil Ya, he estado pensando mucho en lo injustas que pueden ser las mayorías con las minorías. Lo han sido (o son) los hombres con las mujeres, los blancos con los negros, los nazis con los judíos, los judíos con los palestinos, los cristianos con los musulmanes, los católicos con los herejes… el ser (in)humano ha buscado siempre a quién tener debajo de sus pies. Hoy lo estamos volviendo a hacer, esta vez los “heteros” con los homosexuales.

Unión Civil entre personas del mismo sexo
Lucha por el derecho a la Union Civil entre personas del mismo sexo / Flickr de Movilh Chile

Lo que reclaman hoy en día las personas homosexuales en Perú es algo que seguramente dentro de 50 años lo veremos como “increíble que esto haya sido así”

Continúa leyendo Yo me casé por papeles

España + agosto = aburrimiento seguro

cerrado por vacaciones en españa
Esta es mi oficina bancaria en agosto de 2012 un día en que fui de urgencia a hacer un trámite.

Después de seis agostos este es el primero que paso fuera de España, y está siendo “la leche”, chévere, divertido, ¡NORMAAAL!, por lo menos normal: un agosto en donde todo funciona, todo abre, todo cierra (porque abrió), todos están, ¡sí!!!: ¡todos están! Tus amigos no se han ido tooodos de vacaciones a la vez, tú no eres la única trabajando en una oficina a la que solo le falta la bola de paja rodando y tampoco eres la única viajando en el autobús (que ahora pasa uno por hora por lo de “todos están de vacaciones…”).

Imagino que tiene sus ventajas eso de que todo un país se paralice en un determinado mes para vacacionar: los amigos pueden viajar juntos, las familias pueden estrechar lazos, las revistas del corazón pueden amortizar más el viaje a Mallorca de sus paparazzi, etc., pero son beneficios de los que nunca gocé mientras viví en España porque al ser extranjera, intentar comprar un vuelo en agosto

Continúa leyendo España + agosto = aburrimiento seguro

“El retorno del migrante” – Reportaje de PeriodismoHumano.com

  • Con un desempleo de más de 6 millones de personas, cada vez son más los migrantes que regresan a sus países de origen. En el caso de Bolivia, según datos del padrón español con fecha del 1 de enero de 2013, en el último año un total de 13.606 residentes bolivianos salió de España.
  • Hablamos con algunos de ellos e investigadores que destacan cómo se restablecen lazos afectivos con hijos a los que no han visto durante años, la especial incidencia que los procesos migratorios tienen sobre las mujeres, y sobre cómo muchos vuelven a migrar a países vecinos como Chile o Argentina.
Bolivianos en Sao Paulo
Emigrantes bolivianos en la Plaza Kantuta, “corazón boliviano” en Sao Paulo, de la película documental “Un día más: ¿Cuánto esperarías antes de volver?”, dirigida por Sergio Estrada, Donald Ranvaud y Leonardo de la Torre Ávila / Tomado del diario PeriodismoHumano.com

Más de 6 millones de personas sufren el desempleo en España al tiempo que cada vez son más los emigrantes que regresan a sus países de origen. En el caso de Bolivia, según datos del padrón español con fecha del 1 de enero de 2013, en el último año un total de 13.606 residentes bolivianos salió de España. Sigue leyendo este interesante reportaje de Rosa Castro en PeriodismoHumano.com.

banner comentarios

De recetas: Cómo hacer tú mismo un pollo a la brasa peruano

Para mí, la gastronomía se divide en dos tipos: la comida rica y la fea. Así que con esos parámetros, no me es difícil decidir qué plato o restaurante es bueno o no. Por eso, a causa de que soy una tiquismiquis con la comida (sino que lo diga mi madre), desde que vivo lejos de ella no me ha quedado más remedio que aprender a hacérmela yo misma.

En Estados Unidos y sobre todo en España era fácil. Siempre había algún restaurante de comida peruana a la mano para sacarme del apuro, especialmente cuando se trataba de uno de esos platos imposibles de hacer en la casa, pero aquí en Perth (Australia), como casi no hay peruanos, ¡pues menos hay restaurantes peruanos!

Y solo de saber eso, se me antojó lo imposible: un pollo a la brasa, como los de Perú.

No me quedó otra que averiguar recetas, experimentar, quitar ingredientes, aumentar ingredientes, etc., hasta que me salió esta. Soy tan feliz que he decidido abrir una nueva sección en este blog para compartir estos “hallazgos” gastronómicos. Poco a poco colgaré mis descubrimientos.

Paro de enrollarme y dejo aquí mi receta de pollo a la brasa, apto para que se lo pueda hacer hasta el más inútil en la cocina 😛 .

pollo a la brasa estilo peruano
Así es como les va a quedar el pollo con esta receta, y de sabor como el de las pollerías.

POLLO A LA BRASA

Ingredientes:

  • 1 pollo entero
  • 1/2 taza de cerveza rubia o negra
  • 20 ml de sillao (salsa de soja)
  • 3/4 Cda. de ajo molido
  • 3/4 Cda. de sal
  • 3 Cda. de vinagre rojo
  • 1 1/2 cdta. de pimienta negra molida
  • 1/2 cdta. de comino
  • 1/2 cdta. de orégano
  • 1/2 cdta. de romero (el romero es una hierba)

Continúa leyendo De recetas: Cómo hacer tú mismo un pollo a la brasa peruano

Mi primer canguro en Australia

Los canguros son a Australia como las llamas a Perú o como los toros a España: existen, sabes que viven allí ¡pero nunca los ves!!! Obviamente, no es fácil encontrarte con uno si vives en una ciudad. Lo más cercano a ver un canguro fue cuando los vi muertos en las carreteras camino al

Continúa leyendo Mi primer canguro en Australia

Machu Picchu y Barcelona, entre lo mejor de lo mejor (y no lo digo yo, lo dice TripAdvisor)

Grande fue mi sorpresa hoy al mirar la web del The West Australian (el diario de Australia Occidental) al encontrarme con que TripAdvisor había publicado ya sus listas “Travellers’ Choice” 2013 (La Elección de los Viajeros 2013, en español) y ver a Machu Picchu encabezando la lista de atracciones preferidas del mundo.

Machu Picchu
Machu Picchu / Crédito: h1chang (Flickr)

Pero mi sorpresa no fue tanto por ver a Machu Picchu en el primer lugar de ese listado, ya que me pareció de lo más natural ( 😛 orgullo peruano hablando) sino que la noticia saliera recién hoy aquí en Australia cuando en el otro lado del mundo la publicaran hace dos días (ok, hace un día y medio para ser más justos). Pero bueno, esto es Australia. Además, aquí ayer tenían líos más gordos como para ir publicando listas del TripAdvisor (por si a alguien le interesa, resulta que ayer

Continúa leyendo Machu Picchu y Barcelona, entre lo mejor de lo mejor (y no lo digo yo, lo dice TripAdvisor)

El país más “feliz” del mundo: ¡Australia!

Sydney Opera House
Sydney Opera House / Autor: bdeart (Flickr)

Este es el resultado de un estudio publicado hace un par de días por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, pero como ando algo ocupada, no he podido colgarla en el blog a tiempo. De todas formas, aquí va para que al menos quede grabada en el archivo 🙂

Por tercer año consecutivo, la OCDE ha ubicado a Australia en el primer lugar del ranking 2013 de los países con mejor índice de calidad de vida o, como se le conoce más coloquialmente, como el país más feliz del mundo.

El estudio lo hacen en base a 11 indicadores, que son estos: el nivel de los ingresos, la vivienda, el empleo, las relaciones sociales,

Continúa leyendo El país más “feliz” del mundo: ¡Australia!

Y tú, ¿de qué raza eres?

Después de mucho tiempo se me ocurrió abrir uno de esos mails que te suelen mandar las empresas a las que uno “pertenece” quiera o no. Era de mi compañía de teléfonos de Estados Unidos, AT&T, que me enviaba una encuesta porque querían saber cuán satisfecha estaba con sus servicios, o algo así. Decidí llenarla porque pensé: “Quizás así puedo decirles lo horribles que fueron conmigo”.

Ya no vivo allí, por ende ya no uso su línea, pero mi móvil, un HTC Inspire 4G que todavía luce nuevo, se murió el pobre de muerte súbita al año y medio de edad. Cuando les llamé para pedirles ayuda me dijeron prácticamente que no podían hacer nada. Pero los mails siguen llegando, incluidas las facturas. Nunca contraten un smartphone a dos años vista. Se mueren antes, vienen programados para eso, lo tengo comprobado.

En fin. Volviendo al tema de la encuesta: la abrí y la comencé a llenar cuando de pronto me di con la típica pregunta que hacía tiempo no veía. La encontrarán en todo cuestionario oficial o no oficial que te hacen en los Estados Unidos cuando tienes que rellenar tus datos, y es esta: “¿De qué raza eres?“. Por supuesto que suele tener matices para no parecer descorteses, discriminatorios o, que sería peor, racistas (¡Dios los libre de que alguien piense que quisieron ser racistas! ¡Eso no!).

Tipica encuesta en Estados Unidos
Típica pregunta en (¿casi?) todas las encuestas y formularios oficiales y no oficiales de Estados Unidos.

En la imagen que capturé de la encuesta de la que hablo y que he colgado aquí pueden ver un ejemplo (traducción de lo que dice en la imagen para los que no entienden inglés: “En cuál de los siguientes grupos te clasificarías?”, y pone un listado de opciones para marcar, que van desde el negro hasta el blanco, pasando por marrones y amarillos). Como ven, saber la raza es un dato clave tanto para el gobierno como para las empresas cuando vives en un país avanzado.

Continúa leyendo Y tú, ¿de qué raza eres?

Yo no quiero tener un millón de amigos

Amigo: dícese de ese bicho tan raro de encontrar que cuando estás sobre los 30s comienzas a creer que se encuentran en proceso de extinción. Te puede caer bien todo el mundo, podrás agregarlos al Facebook, comentarles las fotos, los estados, invitarlos a eventos masivos, pero de ahí a dar el gran paso de que te apetezca quedar con alguno en exclusiva para un café o una cerveza y que a esta otra persona también, las probabilidades son menores. Si logras pasar ese punto, entonces comenzarás a tener un 25% de probabilidades de tener pronto a un nuevo amig@ (de los de verdad). ¿Por qué solo un 25%? Porque ese primer café o cerveza en exclusiva con el nuevo candidato a amig@ dará pie a una de estas tres posibilidades, y una de ellas con lado A y lado B:

© Pavel Losevsky / PhotoXpress
© Pavel Losevsky / PhotoXpress

Primera posibilidad: Que quedes con esa persona y jajajá, jejejé, los dos se caigan bien y entonces vuelvan a quedar para un segundo café o cerveza, esta vez con alguna tapa/snack para alargar un poco más el encuentro y poco a poco uno termine invitando al otro a unirse a su grupo de amigos cercanos para salir todos juntos y pronto hasta compartirán secretos. ¡Qué bonito!

Continúa leyendo Yo no quiero tener un millón de amigos

Australia, el país donde todo es al revés

El hecho de saber que estoy viviendo de cabeza mientras todos los demás viven de pie o en perpendicular me ha agudizado el sentido de la observación y debo confesar que ahora me la paso haciendo banales comparaciones entre lo que veo aquí y lo que antes vi en “mis otros países”.

Australia down under
Típica postal australiana

Ok, exagero un poquito (solo un poquito) al decir que TODO en Australia es al revés, pero como mínimo, las cosas aquí son diferentes (lo de la hora es una completa contradicción desde cierto punto de vista y ciertas costumbres australianas son muy curiosas, como escribo en estos otros posts). Para no aburrir, paso directamente a los ejemplos de por qué digo que en este país las cosas son al revés:

Tu posición debido a la gravedad:

australianos de cabeza
Tal como acabo de mencionar, vivir en el “down under“, que es la forma en que los australianos mismos definen la ubicación de su país (sería algo así como “abajo debajo” en español), tiene su precio.

Continúa leyendo Australia, el país donde todo es al revés

Cómo ahorrar espacio en la maleta de viaje

En este corto video titulado “How to pack like an engineering” (“Cómo empacar como un ingeniero”) podrán ver cómo hacer bien una maleta para aprovechar el espacio al máximo. Aquí nos enseñan a

Continúa leyendo Cómo ahorrar espacio en la maleta de viaje

El paraíso está en Australia

El paraíso está en Australia

Viendo lugares como este que encontré en Rockingham (Australia Occidental), me convenzo de que el paraíso tiene sucursales en la Tierra. Aquí, una sucursal australiana. ¿Puede haber playas más bonitas? Igual de preciosas seguro que sí, pero más, no creo. 😎

banner comentarios

10 palabras en quechua de uso internacional

Hay una gran cantidad de palabras quechuas que se usan en el español de cada día en países andinos como Perú, Bolivia, Chile, Argentina o Ecuador, pero lo que listaré a continuación son las 10 palabras de origen quechua con las que me he encontrado en mi día a día en los diferentes países NO-ANDINOS que he visitado.

Es gracioso encontrarte con una palabra paisana cuando estás en un pueblito perdido de, por ejemplo, Alemania o Francia, y ver que la usan tal cual, la pronuncian casi tal cual y/o la escriben también casi igual. Pero su origen sigue siendo innegablemente quechua.

(Quienes entran a este post para saber cuáles son todas las palabras quechuas que se usan en el español EN GENERAL, al final de mi lista hay un link a las 75 palabras de origen quechua que están incluidas en el diccionario de la lengua española).

Empecemos con mi lista de palabras de origen quechua usadas en países no-andinos, que al final ya no son 10 sino que agregué 7 gracias a aportes de amigos, comentarios en este post y más viajes:

1.- PONCHO:

Ponchos para la lluvia
Ponchos para la lluvia / Foto: Richard Riley (Flickr CC)

Sea de lana o plástico, la prenda esta que te la pones encima para cubrirte con facilidad todo el cuerpo y no tiene mangas, se llama poncho en Perú, España, Estados Unidos, Alemania, Australia o dondequiera que vayas.

No sé si se llame igual en China o en Rusia, pero al menos en occidente sí. Solo que pocos saben que lo que están hablando cuando dicen “poncho” es quechua.

Continúa leyendo 10 palabras en quechua de uso internacional

Buscar trabajo en España: Mejor apaga y vámonos

Buscar trabajo en España… en plena crisis… en ciertas áreas que toda la vida han sido mal pagadas… ¡y en agosto!!!! Es de lo peor. Cuando el país más parado de toda Europa se para aún más, te puedes encontrar con ofertas de trabajo como esta que cuelgo a continuación:

Continúa leyendo Buscar trabajo en España: Mejor apaga y vámonos

5 cosas que odio de Perú

Antes de empezar, apelo a su sinceridad: Por mucho que le guste a uno su país, hay cosas que odiamos de él, ¿sí o no? Pues en mi caso, después de estar algunos años fuera, he pasado por momentos de nostalgia en diversas ocasiones pero hay otras en las que de solo de recordar ciertas costumbres, se me quitan las ganas ese mismo rato de querer estar en mi país. Para mí, las 5 costumbres feas que hay en Perú son estas:

1.- Cuando llegan los carnavales

Gerald_G_Water_Fight_1
Creative Commons / Open ClipArt Library / Gerald_G

Febrero será un mes en el que NUNCA me verán por Perú. Al menos por voluntad propia. Odio los carnavales como Garfield los lunes. Es que en Perú, a diferencia de en otros lugares, los carnavales no son solo una fiesta de disfraces y que solo dura unos días sino una especie de licencia para que todos los abusones le falten el respeto a los demás, especialmente a las chicas. Desde el 1 hasta el 28 o 29 de mes. Peor en domingos.

A medida que caminas por las calles, te lanzan globos con agua de manera tal que no solo logran mojarte sino también hacerte doler.

Puedes recibir los globazos de 

Continúa leyendo 5 cosas que odio de Perú

¡Se me acaba el paro!, ¿ahora qué?

Cuando en octubre del año pasado en la oficina del Inem (donde te inscribes para poder cobrar la prestación por desempleo que da el Estado, a lo que los españoles llaman “cobrar el paro“) me dijeron me tocarían ocho meses de ayuda, me sentí la persona más afortunada del mundo. Afortunada en el sentido literal de la palabra: Sentía que la fortuna a la que muchos españoles esperan pellizcar en Navidad a través de la lotería, a mí ya me estaba tocando, y sin necesidad de comprar ningún cupón. Fui feliz.

Mientras la funcionaria que me atendía continuaba tecleando números para corroborar que no se equivocaba al haberme dicho que mi paro iba a ser de más de mil euros al mes

Continúa leyendo ¡Se me acaba el paro!, ¿ahora qué?

¿Amigos por default?

Parece que al fin mis nuevos grupos de amigos (los que mi marido gentilmente me prestó cuando llegué a Barcelona desde Lima) han dejado de insistirme en algo. No sé si porque se han dado cuenta o porque se han acostumbrado ya a mi presencia. El asunto es que han dejado de hacer algo que por nueva no me atrevía a contradecir y les seguía la corriente con una sonrisa y cara de agradecimiento:

Querer reunirme con la novia o novio de un primo o prima de un amigo o amiga con quien a veces no habían coincidido más que en un par de juergas pero que, por un motivo que consideraban importante, creían que podía interesarme para comenzar a hacer mi propio círculo social.

¿Será que es periodista?, pensaba yo mientras me lo contaban. ¿Será que es otra que dejó sus asuntos por su ciberesposo?, ¿O es que será que conocen a otro aficionado a coleccionar moneditas, a devorar pizzas picantes, maniático de la ortografía o del cine en versión original?, pensaba tratando de descubrir por qué me podría interesar conocer a esa otra persona. Pero no, la respuesta era N.A. (ninguna de las anteriores).

Continúa leyendo ¿Amigos por default?